¿Por qué? Por Enrique Martín

¿ Por qué? Por Enrique Martín

La calle estaba totalmente a oscuras y en silencio. Aurora no sabía  dónde estaba, ni donde tenía que ir, no puede ver el nombre de la calle. De repente el ruido estruendoso de una moto acaba con el silencio. Hoy empezaba a trabajar en una residencia de ancianos, le habían llamado de urgencia y debía incorporarse. Estaba muy nerviosa, y la moto no paraba de dar vueltas cerca de ella. Saco el móvil y se puso las gafas, a ver si Google la llevaba  a su lugar de trabajo. De repente la moto se para, la mira a través del casco oscuro, ella no logra ver nada, el foco de la luz de la moto, la enfoca y la está cegando. Van dos , uno se baja y la agarra, grita, se intenta escapar, pero nada, no sabe qué hacer, la cogen y la suben a la moto entre los dos, Aurora está sudando, le está dando un ataque de pánico. Cogen mucha velocidad, tiene miedo, ella va sin casco. Esta llorando, empieza a gritar , pero nadie la escucha a esa velocidad. Llegan a destino y la llevan a…¿su casa? Esta en su domicilio, no entendía nada. La meten en el ascensor y marcan el número cinco. Cuando se abre el ascensor, abren el 5º f. Esa allí donde vivía ese chico tan agresivo al que denuncio. Entran y ellos no se quitan el casco, empiezan a abusar de ella, no puede hacer nada, ya ni siquiera le sale la voz, cree que va a morir. Se acaba desmayando y cuando acaba todo el terror, y puede llamar a la policía, y le preguntan quién fue, ella solo puede decir que fue el vecino del quinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.