Ida y vuelta por Antonio

IDA Y VUELTA

(Drama; narrador equisciente; una ciudad; una enfermera de un psiquiátrico; una ladrona; un pesquero factoría)

Julia lleva años viviendo en la ciudad y trabajando de enfermera en el pabellón del hospital psiquiátrico. Como ella dice a veces, la experiencia le ha hecho considerar que cada persona percibe y vive su realidad de forma distinta.

Los pacientes que trata en su pabellón son personas que estaban hasta ayer integradas en la sociedad, pero que, debido a una circunstancia fortuita, han tenido una experiencia traumática que representó un punto de inflexión en su vida, reaccionando de muy diversas formas: catalépticos, maníacos, visiones recurrentes, embarazos psicológicos…

Julia disfruta con su profesión y su actividad, ayudando a las personas a recuperar lo que, fuera del hospital, los otros entienden como normalidad. Trata a los pacientes de una forma esmerada y profesional, siguiendo las pautas marcadas por los médicos en cuanto a la medicación.

Además de esto, ella está muy comprometida con su trabajo. Se ha preocupado de estudiar múltiples libros de psiquiatría, con los que poco a poco ha ido desentrañando los sentimientos de las personas con las que trata, por lo que es muy querida por sus pacientes.

Así las cosas, como decíamos, Julia lleva años trabajando en el psiquiátrico, echando las redes como un gran pesquero factoría, y atendiendo a los que se agarran a ella.

A veces, de forma brusca, te encuentras en una situación que te produce un giro en la vida. Un día, regresando a casa de noche desde el hospital, Julia fue asaltada por una ladrona, que le abordó por detrás y la asfixió hasta perder la conciencia. Cuando despertó, se encontraba semidesnuda, sin ninguna de sus pertenencias ni documentos, y con múltiples navajazos por todo el cuerpo.

Ahora Julia reside en el psiquiátrico. Se encuentra internada desde hace tiempo, en estado de shock. Sus antiguos pacientes la tratan con cariño y le animan, de forma que parece que se han dado la vuelta las tornas. Está siendo tratada por sus antiguos jefes y compañeros, que tienen la esperanza de que algún día se recupere y vuelva al otro lado, donde antiguamente estaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.